Un barco en la Iglesia  de Santa María en Deba

Entre los recuerdos de los veranos de mi niñez en Deba está el de una maqueta de un velero que colgaba del ábside de la Iglesia de Santa María. Cuando volví muchos años después y quise enseñar aquél barco a mis hijos ya no estaba allí. Durante años he estado pensando si aquél barco , apenas entrevisto entre la oscuridad de la iglesia y el olor y la luz de las velas de aquellos días, era real , o solo fruto de mis sueños.

La maqueta corsaria de la iglesia de Deba colgada (http://archivoexvotos.revista-sanssoleil.com/)

La maqueta corsaria de la iglesia de Deba colgada (http://archivoexvotos.revista-sanssoleil.com/)

Ahora el debarra Alex Turrillas, entusiasta, como yo, de las vistas del Cantábrico desde las campas de Deba, alrededor de la ermita de Santa Catalina, camino de Itziar, me confirma que el barco seguía colgado en la iglesia de Deba y que también había otro en la de Itziar, como yo también muy vagamente, recordaba. Me dice que siempre habían estado allí, salvo en una breve época en que fueron arriados para ser restaurados

La maqueta de la iglesia de Deba, me escribe, es la de “Una fragata armada en corso con ocho cañones por cada banda”. Leo que corso se refiere a  barcos particulares que estaban autorizados por el Rey , tenían ” Patente de corso”, para ser armados  para atacar y atrapar  los barcos de los paises enemigos y su botín.

Iñaki Martinez Gorrochategui “Amua”, que fue el restaurador de la maqueta de la iglesia de Deba  en 1995  , nos dice que la iglesia  se construyó en los siglos XIII y XIV ( siglo XV, leo en otros sitios) , y que aunque no se sabe desde cuando estaba colgada la fragata,  se piensa que llevaba allí desde hacía trescientos años.

Estas maquetas se colocaban en las iglesias como exvotos, para dar las gracias por haber salido la nave de alguna situación de gran peligro. No conocemos las circunstancias que dieron origen al exvoto, pero la actividad corsaria en el Cantábrico parece que fue bastante intensa en el siglo XVIII.

Alex Turrillas ha bajado la maqueta de la fragata hace unos días y la ha limpiado. Me ha enviado dos  preciosas fotos que dan constancia de su excelente estado de conservación.

La maqueta de la fragata corsaria de la iglesia de  Deba arriada y limpia.(Alex Turrillas)

La maqueta de la fragata corsaria de la iglesia de Deba arriada y limpia.(Alex Turrillas)

 

En contraste con la furia del Cantábrico, el viento, la lluvia, la tempestad, las olas gigantescas y rugientes que convertidas en espuma  iban a morir en la arena de la playa de Deba; la iglesia de Santa María con sus gruesos muros, su penumbra, y el olor de los cirios, era refugio, tranquilidad y  paz.  La maqueta de aquella fragata corsaria colgada de la bóveda de la iglesia sin duda protegía a los debarras que navegaban en la fragata real en su lucha contra las adversidades de la mar y en su batallar contra los navíos ingleses. Es posible que en medio del fagor, los corsarios debarras se refugiaran con sus mentes en el interior de la iglesia de Santa María, junto a la maqueta de su fragata.

Siento ahora  que el alma del niño que yo fui y sigo siendo, como aquella maqueta de la fragata , como los antiguos corsarios debarras, se refugia sin saberlo en la penumbra de la iglesia de Santa Maria y  siento su tranquilidad y su paz.

Esta entrada fue publicada en Naturaleza y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>