Alfonso XII ( 1857-1885)  en la cima de Peñalara. Sierra de Guadarrama


En las memorias de Joaquín María de Castellarnau, que fue uno de los primeros ingenieros del pinar de Valsaín, cuenta como el Rey Alfonso XII le encomendó la dirección de las excursiones a caballo, que se organizaban, desde los primeros años de su reinado (1874-1885)  durante sus estancias de verano en el palacio de La Granja. Se organizaban dos o tres grandes excursiones a caballo al Pinar cada temporada. El Rey invitaba a estas “expediciones”  ”a lo más selecto de la corona veraniega” que se relacionaba con él. En los primeros años acudía también su hermana mayor la Infanta Isabel.

El punto de partida de estas excursiones, relata Castellarnau, eran los Jardines del Palacio, y la expedición salía por la puerta de la fuente de los Baños de Diana, la hoy llamada puerta de Cossio. Los invitados , todos a caballo, formaban un gran grupo, a cuya vanguardia iban entre seis y ocho guardas del Pinar, y otro número igual en la retaguardia. Nadie podía adelantarse, ni colocarse detrás de los grupos de guardias. El grupo se desparramaba o se contraía, según las circunstancias del terreno,  en el Pinar, campo a través o por las veredas y los caminos , y los que se rezagaban, eran recogidos por el último grupo de guardas. Los que tenían un buen caballo y estaban acostumbrados a montar por el Pinar, iban de un lado para otro, desde la cabeza de la expediciòn hasta  la cola.

Los jóvenes, entre los que iban siempre mujeres casaderas, buenas amazonas, ponían la nota alegre, “cantaban y reían y hacían diabluras” que el Rey, que contaba entonces algo más de veinte años, aplaudía. La infanta Isabel, seis años mayor que el Rey, “mantenía la formalidad” de la excursión.

Al mediodía se llegaba al lugar escogido para el almuerzo, allí se había adelantado el personal de la cocina de palacio para preparar adecuadamente los manjares. Tras la comida, las muchachas bailaban, y los hombres fumaban y las veían bailar. La segunda esposa de don Alfonso, la reina doña María Cristina, y otros personajes importantes que no querían ir a caballo, acudían directamente al lugar del almuerzo.

Cuando terminaba la fiesta, se volvía a La Granja por un camino distinto, y al llegar a los Jardines, al patio de la Herradura, se despedían el Rey y la Infanta, y los expedicionarios volvían a sus casas.

En una de estas excursiones de verano de las jornadas de don Alfonso,  el lugar elegido para la marcha  fue la cumbre de Peñalara. Subió la expedición a caballo, ya fuera del pinar , por la ladera norte, por las praderas, hasta casi el mismo pico. Allí descabalgaron y  continuaron a pie hasta la cumbre. La comida se había preparado en la Laguna, al final de la otra vertiente , y allí llevaron los mozos los caballos. La bajada desde el alto de Peñalara a la laguna, es escarpada, de gran pendiente, y está formada por grandes moles de granito, por las que el tránsito es enormemente difícil, y en las que hay que arrastrarse, agarrandose de las manos para no caer en el abismo.

 

Laguna y Pico de Peñalara http://patrullapiesnegros.blogspot.com.es/.

D. Alfonso, joven y ágil , inició el descenso hacia la Laguna , capitaneando un grupo , brincando y a medio arrastras, pronto despareció entre las peñas . Castellarnau ayudaba a la infanta Isabel, y los dos, con el grupo de D Alfonso, pronto estuvieron abajo.

Desde la laguna, Castellarnau describiá el espectáculo de la expedición bajando desde el pico por aquél inmenso pedregal:

La “expedición” , deshecha y esparcida en pequeños grupos por entre las moles de granito, iba descendiendo lenta y trabajosamente. Los de delante animaban a los de atrás dando voces para indicarles un mal paso que debían evitar o un pequeño sendero favorable que podían seguir. Y así ese rebaño humano iba descendiendo lentamente. Y no hay porqué decir que el elemento joven masculino (oficiales del Escuadrón Real, agregados de las Embajadas, etc., etc.) ayudaba galante y solícito a las damas para salvar los pasos más difíciles. Y en esta ocasión, como en otras semejantes, prestaron también un auxilio valiosísimo esos chiquillos de las Caballerizas Reales, de chaquetilla encarnada,que iban siempre al servicio de las “expediciones grandes”, y que trepaban por las peñas como gatos o se echaban a rodar por el suelo con el fín de prestar su ayuda a quienes lo necesitarán.

Lograron descender todos los grupos sanos y salvos a la orilla de la Laguna y mientras se comentaban las peripecias del descenso , en la que hubo alguna caida sin consecuencias, se acercó airado un General de la Guardia del Rey a Castellarnau:

- Usted señor Ingeniero, no sabe su obligación . Antes de meterse a director, debería conocer los caminos.

- Mi obligación señor General, le contestó enfadado Castellarnau , es seguir al Rey sin mirar si el camino es bueno o malo, y creo que esta obligación es la de todos los que estamos aquí.

Tuvieron que separarles las damas.

Tras terminar el almuerzo, llamó el Rey a Castellarnau. Estaba rodeado de un grupo de invitados, y le cogió por el brazo :

- Señores que vamos a brindar. Primero demos gracias a Dios por haber salido de ese peñascal sin un rasguño ni una gota de sangre, y luego las gracias a usted por habernos traído por un camino tan delicioso. Desde ahora le encargo que busque para el próximo año otro tan bueno, y si no lo hay en el Pinar que lo invente

Y entonces resonó una salva de aplausos, que el eco llevaba de una a otra de esas inmensas moles de granito que sirven de zócalo al majestuoso Pico de Peñalara .

 

http://arqueologiadeimagenes.blogspot.com.es/search/label/Pe%C3%B1alara Pico de Peñalara . Excursion de JM Castellarnau hacia 1880. .Archivo Peñalosa.Segovia



Las fotografías de Augusto Arcimís en La Granja de San Ildefonso (1899-1905). IV. Las excursiones a caballo

Esta entrada fue publicada en Personajes en La Granja y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>