Bergoglio, Francisco

Reconozco que este Papa Francisco ha captado mi atención.

Tal y como cuenta las cosas, como vive y como se acerca a los demás, todo lo que le rodea,  me  hace creer que es un auténtico iluminado. Incluso en alguna de sus entrevistas, habla de una experiencia personal de iluminación. Si no se pierde, que creo que no lo hará,  entre la marabunta eclesial, en la peste de la curia, entre la derechona obscena y la pederastia que infiltra algunos de  los reductos carcomidos de la institución, si no le matan antes, creo que Francisco podría estar destinado a guiarnos por la senda espiritual. Una guía de la que tanto estamos necesitados. Todos: los que están  dentro,  los que nunca han estado y los que en un determinado momento nos apartamos para seguir buscando, porque allí poco ya encontrabamos.

He leído su último escrito (Evangelii Gaudeum)  en donde, a pesar del lastre ineludible que suponen  veinte siglos de doctrina, Bergoglio entrealumbra algunos de los fundamentos del camino. Bergoglio   ha tomado el nombre de Francisco, y esto fue una de las primeras cosas que me llamo la atención de él,  y de la misma manera que en los antiguos escritos sobre y de   Francisco de Asís,   Bergoglio deja señales claras de su iluminación.

La alegria, una iglesia abierta (¿Quien cerro las puertas de todas las iglesias de nuestras ciudades y pueblos? ) el desapego de las cosas materiales, la pobreza , su frontal rechazo a la “idolatría del  dinero”,  su ” no a la economía de la inequidad y de la exclusión “, la inclusión social de los pobres, el cuidado de los débiles y los frágiles, La Paz, la sanación  de los heridos en el cuerpo un el alma, el respeto a la naturaleza… Hay mucho más que palabras tras las frases claras  de Francisco en este escrito.

La revista “Time” ha elegido al Papa Francisco como el hombre del año 2013 y ha señalado como una de sus características únicas su  “foco en la compasión”. La compasión a su más alto nivel, es uno  de los hechos identificativos de los que, según los budistas,  han llegado al último estadio del camino de la iluminación.  Francisco , como otros iluminados, muestra una inmensa compasión, que se extiende a toda la creación, e impone sus manos a los enfermos y tullidos, siguiendo la vieja tradición del Cristo y del Buda Sakiamuni. Por las señales que va dando, Francisco podría sería considerado, si hacemos caso de la tradición budista,  como un ” Bodichita” absoluto,  uno de esos seres iluminados excepcionales,  que según algunos estudiosos de la tradición, sólo aparecen  uno cada quinientos años.

Sigamos a Francisco muy de cerca, leamos con cuidado sus escritos , escuchemos sus palabras, contemplemos  sus actos. Es posible que seamos testigos de  cosas excepcionales; cosas que sólo puede hacer un iluminado.

papathesicklourdespapa-exorcismopapa-enfermo-300x199 .

images 20003266406

Amor

30199_papalluvia

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>