El Lama Gangchen en Albagnano

Lama Gangchen en Borobudur

En las montañas que rodean el Lago Mayor en el norte de Italia, hay un pequeño pueblo, Albagnano, en donde, desde los inicios de los años ochenta , vive el Lama Gangchen.

Lama Gangchen nació en 1942 en el Tibet y desde la edad de tres años fue instruido en una antiquísima tradición de Lamas sanadores en un viejo linaje que tenía su origen en el Buda Sakyamuni.

Conocí al Lama Gangchen en Albagnano en el verano de 2009. Acudí a un curso de iniciación en algunos fundamentos de Medicina Tibetana, que el Lama impartía allí todos los años.

Albagnano está en un viejo bosque de hayas y de castaños en cuyo espesor existen señales de sendas de antiguos druida. En los  claros del bosque puede  verse a lo lejos, muy abajo, el reflejo del sol en las aguas del lago. En aquella paz del pueblo bajo el sol y la luz del verano se percibía una energía distinta. Energía de la tierra liberada a través de los pliegues de las estribaciones de los Alpes, de las altas cimas,  de los profundos valles, de los grandes simas en lagos alpinos ; y quizás también,  energía cósmica, porque estas montañas están también más cerca del cielo.

Me dijeron  que el Lama Gancheng se había establecido en Albagnano porque este lugar le recordaba a las montañas del Tibet. Pero es posible que más que  un parecido físico, en aquellas montañas el Lama hubiera encontrado el sentimiento de energía que él había percibido en el distante Tibet.  El Lama desprendía con su sola presencia una enorme energía, que transmitía a través de sus manos y que  sanaba.

Escribe el Lama que en 1991, en el poblado de Gangchen en el Tibet central, en el transcurso de una sola jornada  bendijo tocando con sus manos sus cabezas, a más de diez mil personas.

Yo he sentido la energía sanadora de la sola presencia del Lama  y el poder curativo  de sus manos, en aquél verano en Albagnano. Quizás por eso también sé , que esta capacidad excepcional de curación del Lama, no se debe solo a la energía telúrica o cósmica que puede percibirse en los alrededores del lago Mayor en Albagnano, sino a una única y también excepcional capacidad del Lama Gangchen de amor y de compasión.

Encima de mi mesilla de noche tengo una foto del Lama Gancheng meditando, en idéntica actitud a la de una pequeña talla del Buda.

Cuando agobiado por algunas pequeñas cosas de la  vida, miro la foto del Lama Ganchen, siento de nuevo su presencia. Una presencia excepcional marcada por su capacidad de amor y de compasión hacia todos los seres que habitamos en este planeta , al hombre, a los animales, vegetales,  minerales y hacia nuestra  propia tierra herida.

Imagen del Buda en Albagnano

Imagen del Buda en Albagnano

El lago Mayor y el bosque en Albagnano

28 de diciembre de 2010

Esta entrada fue publicada en Budismo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>