Jara del Guadarrama

Mis primeros recuerdos del olor de la jara, de la resina pegajosa que impregna sus hojas, de sus flores de pétalos  blancos y estambres  amarillos, se remontan a los veranos cálidos y alargados de mi infancia. Veranos perdidos , cuando la vida era aún estable y segura, y nuestra mayor preocupación era sacar adelante aquellos exámenes inquietantes  que  terminaban definitivamente el curso y daban paso al verano.

Después hemos visto muchas veces, decenas de veces, los montes del Guadarrama repletos de jara floreciendo al final de la primavera y al principio del verano. La veíamos desde las ventanillas de los coches, desde los autobuses de línea, desde los trenes sucios de cercanías camino del Guadarrama, y mucha más cercana, desde los  senderos de tierra  polvorientos y  calurosos .

Y quizás , tras ver la jara  en flor ya tantas veces, tras olerla durante decenas de años, nos fuimos   acostumbrando a ella, y en determinado momento la hicimos parte nuestra, de la memoria de luz de nuestros antiguos  recuerdos.

Vivimos el paso del tiempo a través de los ciclos de la Naturaleza, y mientras ella se renueva en cada primavera, nosotros seguimos envejeciendo sin remedio. Querríamos también  renacer en estos días de junio como la jara  blanca en las cotas bajas de nuestro Guadarrama, como el piorno amarillo en las  más altas, allá donde el pinar acaba pero seguimos atados irremediablemente  a nuestro camino sin vuelta por la vida.

En esta mañana ya casi de verano, la jara en flor , bajo la luz intensa de una primavera tarda, me ha vuelto a sorprender, como si no la hubiera visto nunca, como si hubiera vuelto a aquellos veranos antiguos de los  años cincuenta y sesenta, en los que mi padre cogía el tren todos los días para ir la trabajar a Madrid desde la Sierra, y nosotros correteábamos libres alrededor de la casa, mientras el olor de la jara impregnaba ,sin darnos cuenta,  de forma indeleble los espacios más profundos de nuestra memoria .

IMG_0424r

 

IMG_0419r

IMG_0418r

 

Esta entrada fue publicada en Flores, Guadarrama, Naturaleza. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>