La infanta Beatriz de Sajonia-Coburgo Gotha y la reina Victoria Eugenia en la Granja de San Ildefonso ( y III): 1912-1915

Enlace a la primera parte de esta serie .

Enlace a la segunda parte de esta serie.

En junio de 1912, después del primer destierro en Suiza, tras casi cinco años de ausencia,  Beatriz de Sajonia y la Reina Victoria Eugenia vuelven a La Granja en el Tren Real. A lo largo de los años 1912 a 1915, los infantes y sus hijos pasarán con los reyes el mes de junio y parte del mes de julio en el Palacio de La Granja.

En el mes de julio,  después de su estancia en  La Granja, los infantes viajan hacia Coburgo para pasar el resto del verano. En 1915, por motivo de  la Guerra Mundial, después de La Granja, en vez de ir a Coburgo acuden con los reyes a Santander y después  a San Sebastian.

La vida en La Granja, en los veranos de aquellos años, transcurre tranquila y placentera para los infantes. A Bee le gusta montar a caballo con la Reina y D Alfonso juega partidos de polo por la tarde con el Rey.

Durante el verano de 1913, Bee va por la noche a “El Laberinto” en los jardines, con los dos primos Alfonsos, y allí se pierden llegando muy tarde a palacio.

En el verano de 1914 , los reyes suben al puerto de Navacerrada en automovil a esperar  a los infantes. Pasean durante aquellos días por el pinar de Valsaín y Ena y Bee  descubren la diversión de pescar truchas en los arroyos y en “El Mar”.

A inicios de diciembre de 1914 las dos parejas van a cazar faisanes y ciervos a Riofrio.

En el verano de 1915 vuelven a recuperar la placentera rutina en contacto con la naturaleza. Ena y Bee pasan el día juntas, dela mañana a la noche. Por lamañana montan a caballo, pasean a pie y  pescan en los riachuelos. Por la tarde acuden a los partidos de polo o a “El Tiro”, y por la noche, al teatro o al cine en palacio. Rara vez, al baile.

A finales del mes de noviembre de 1915, coincidiendo con una temporada de caza en Riofrio, todo empieza  a cambiar. Se inicia una  intriga contra las dos amigas, al parecer promovida por el Marqués de Viana. Se dice que en el curso de una cena  las damas dejaron la mesa y bailaron el vals con jóvenes “poco distingidos”, que ellas habían elegido como parejas y los habían sentado después a su lado . Se empieza a juzgar la influencia de Beatriz como nociva para la reina.

En el verano de 1916 , los infantes ya no van a La Granja y el 20 de julio de 1916 son bruscamente expulsados de España con destino a Suiza.

Se esgrimen distintas posibles causas para esta expulsión repentina: influencia nociva sobre la Reina de Bee, protesta de los aliados por la postura germanófila de la infanta Beatriz y su marido y  maniobras del Marqués de Viana y del embajador en París, Quiñones de León contra la infanta.

La causa última de la expulsión parece ser la locura pasional del Rey por la infanta Beatriz que no fue correspondida. Ana de Sagrera cita a Indalecio Prieto, que afirmaba que circulaban por el Congreso de los Diputados en aquél entonces,unas  cartas ardorosas de Alfonso XIII a la mujer de un pariente suyo, que sin duda era la infanta.

“Era tanto el fuego de sus requerimientos “, escribe Prieto, “que incluso invocaba a La Patria, el resultado del desdén sería perjudicial para España porque su abrasadora pasión si no era correspondida, le impediría atender a graves problemas nacionales”

Sagrera cita también a de La Cierva, que hablaba de “Una borracosa escena final que  tuvo lugar en el Campo del Moro y en la que el acoso regio fue interrumpido por la súbita presencia de D Alfonso de Orleans, quien naturalmente defendió con energía a su esposa”.

Los infantes y sus hijos pasan otros ocho años de duro destierro en Suiza en donde aparecen dificultades económicas y la salud de Bee se resiente. En 1924 se les permite pasar el verano en la casa familiar de Sanlucar de Barrameda y en 1926 vuelven definitivamente a España. D Alfonso se hace cargo  de la dirección de aeródromo de Getafe. All llegar la República, a pesar de todo, Alfonso de Orleans acompaña al Rey en su viaje al exilio, y la infanta Beatriz a la Infanta Isabel, ya muy enferma, hasta París.  Durante la Guerra Civil los infantes y sus hijos apoyan al bando nacional. Su  hijo mayor Alonso, muere en una acción de guerra volando en un caza por Extremadura.

Al terminar la Guerra Civil van a  vivir al Palacio de Sanlucar. En 1945 el infante es relevado de todos sus cargos militares  y confinado en Sanlucar, tras ser nombrado por D Juan de Borbón su representante en España.

Desconocidos para el resto de los españoles , salvo por el pueblo de Sanlucar, donde los dos fueron muy queridos, la infanta Beatriz muere en 1966  y el infante D Alfonso nueve años después.

Bautizo real en el Palacio de La Granja. Bee : tercera por la izquierda. Ali: tercero por la derecha. Foto Goñi. Archivo digital de Castilla-La Mancha

Esta entrada fue publicada en Personajes en La Granja y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La infanta Beatriz de Sajonia-Coburgo Gotha y la reina Victoria Eugenia en la Granja de San Ildefonso ( y III): 1912-1915

  1. BBG dice:

    El hijo mayor era Álvaro. El qué murió en un accidente aéreo durante la guerra civil, Alonso, era el mediano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>