Las excursiones de los naturalistas a San Ildefonso en el Siglo XIX (II): Mariano de Paz Graells (1809-1898)

Mariano de Paz Graells, es sin duda, el naturalista español más influyente del Siglo XIX. Comparte con Miegs una visión romántica y en cierto modo espiritual de la naturaleza. Graells aprendió sin duda muchas cosas de Juan Mieg sobre entomología, botánica y ornitología.

Paz Graells vive en El Escorial y convierte a esta localidad en el centro de sus excursiones por El Guadarrama

En el Archivo Humbolt en Berlín, está digitalizado un interesante documento de Paz Graells dirigido al botánico  británico Philip Barker Webb que titula “Itinerario que puede seguir Mr Webb en su excursión por el Guadarrama “ y que es un resumen de las rutas y lugares que debía seguir Paz Graells y sus discípulos en sus excursiones científicas por la Sierra, con una descripción de las hierbas más notables que Webb podía encontrar en cada uno de estos lugares.

Esta es la transcripción  del manuscrito  de Graells:

Itinerario que puede seguir Mr Webb en su excursión a la sierra de Guadarrama.

En El Escorial, aunque ya todo esta muy seco deben hacerse tres  paseos, uno a La Herrería y a la colina en donde esta la silla de Felipe II, otro a las praderas y estanques de la granjilla, y por fin otro a Pinares Llanos  y Cuelgamuros: esta herborización  mínimo necesita un día entero, ir a caballo hasta la pradera de S Juan o las Canales.

Marchando desde El Escorial a La Granja, la herborización empieza inmediatamente después de de pasado el puente de el pueblo llamado Guadarrama. Aquí se entra en un hermoso valle en el que hay dos pueblos, el uno Los Molinos y el otro Cercedilla. La gran carretera pasa por la derecha de estos pueblos y sube hacia el puerto de Navacerrada que está a la altura de 6650 pies sobre el nivel del mar. El primer día puede ocuparse bien herborizando a la derecha e izquierda en las praderas y colinas de la derecha de la carretera hasta llegar a la Venta de Navacerrada ya pasado el portazgo a 4683 pies de elevación sobre el nivel del mar. Esta es la región del Cistus Laurifolius así como Cist.Landaniferus se encuentra formando el fondo de la vegetación en la región sub-montana junto con el  Sarotamnus scoparius.

Al otro día debe seguirse  la ascensión  hasta lo alto del puerto atravesando la región del Pinus silvestris y Genista purgaus V. Se  encontrará en el mismo puerto en cuyo paso, al lado mismo de la carretera y a la derecha abunda en su tiempo la Armeria caespitosa, Ranunculus carpetanus, Quenopodium bonus hervicus, Arabis stenocarpa et Boryi, Senetium tournefotii. Gagea polimorpha etc etc.

La bajada del puerto por el sitio llamado la siete-revueltas siguiendo siempre la carretera real , es uno de los puntos más a propósito para herborizar sin salir casi del camino a derecha e izquierda. Llamo en este sitio la atención de Mr Webb hacia  los líquenes y musgos que abundan. El paisaje es delicioso y hasta llegar al Real Sitio de San Ildefonso, o sea La Granja, siempre se pasa por entre pinares inmensos.

En La Granja Mr Webb encontrará buena posada en casa de La Vizcaina, y al fondista (V hace cuentas) puede hablarle  de los señores que estuvieron por junio cogiendo mariposas por orden del gobierno para el Museo de Historia Natural de Madrid; con esto solo se acordará de mí cuyo nombre no conoce y puede pedirle Mr Webb que le acompañe alas praderas donde nos llevó  cerca de  El  Chorro y en donde se encuentra abundante el  Adenocarpus hispanicus y muchas otras plantas curiosas quizás ya pasadas del todo. Si Mr Webbb quiere subir a las lagunejas buitreras de Peñalara debe pedir al fondista que le busque  para guía a Enrique, joven ágil y muy practico en el terreno que nos condujo perfectamente hasta lo más elevado de la montaña  desde donde se ve el Valle del Paular, sitio en el que tanto herborizó el  botánico Palau*. La subida a Peñalara es una herborización de un día y por la noche se baja a dormir a La Granja para ir al otro día por la mañana a Segovia. Desde esta ciudad puede irse directamente a encontrar la carretera que pasa por el León de Castilla y bajar por el puerto de Guadarrama al pueblo del mismo nombre para venir directamente a Madrid.

En El Escorial, La Granja y Segovia hay buenas posadas: En la venta de Navacerrada no es muy buena por lo que hace la cama pero la comida suele ser buena. Mr Webb puede recordar al fondista y mujeres de la casa los señores que el pasado año y este verano pasaron por dicha fonda recogiendo escarabajos y mariposas. En Guadarrama son malas las posadas y si fuese posible desde Segovia  deviera volverse al Escorial , y si no hay medio de pasar de Guadarrama , debe irse a parar a la posada donde paran las diligencias.

 En El Escorial Mr Webb deberá visitar el Monasterio o Convento y el Palacio  y Casita de abajo y si mi guarda no está ocupado en su destino y puede acompañarle en las herborizaciones dichas será el mejor guia que podría encontrarse, de lo contrario debe pedirle que le busque uno bien práctico.

En La Granja también deben visitarse los jardines que son buenos, sobre todo las fuentes que es una imitación de Versalles.

En Segovia el Alcazar es lo principal que hay que ver.

 * Si Mr Webb quiere ir un día al Paular puede tomar un caballo y un guía (Enrique) y atravesar el puerto del Reventón, volviendo la misma tarde a La Granja o al otro día por la mañana. Desde La Granja al Paular  solo hay tres Leguas.

 El escrito de Graells está sin fechar , pero por los biógrafos de Webbs, sabemos que este hizo una visita a Madrid en 1850, y que realizó este trayecto por el Guadarrama  entre el 7 y el 14 de octubre de este año y que subió hasta la cima de Peñalara. No podemos detenernos aquí en la personalidad del botánico Webb y su importancia en la España del Siglo XIX.

El escrito de Graells  denota un profundo  conocimiento de parte de la Sierra de Guadarrama, de sus caminos,  de sus fondas, de sus guias y de su flora y su fauna. Nos confirma que en 1849 él y sus colaboradores realizan excursiones desde la fonda de Navacerrada para recoger mariposas y escarabajos, y desde La Granja para cazar  mariposas para el Museo de Historia Natural. También da pistas importantes a Webb sobre la flora  en los lugares que le recomienda y muestra un profundo conocimiento de las mismas.

¿Como habrá cambiado la flora que describe Graells en esta parte del Guadarrama en estos últimos ciento sesenta y tres años?

 

Foto

 

Esta entrada fue publicada en Personajes en La Granja y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>