Manuel Bartolomé Cossio (1857-1935) en La Granja.

Entre los miembros de la Institución Libre de Enseñanza (ILE), Manuel Bartolomé Cossio, discípulo predilecto de Francisco Giner de los Rios, ocupa un lugar privilegiado.

Mano derecha de Giner, Cossio es uno de los pedagogos  más importantes de la ILE y  uno de los más  fundamentales del pasado siglo en España.  Ocupó la primera Cátedra de Pedagogía  que se creó en España  y  fue  Director del Museo Pedagógico, una entidad destinada a la enseñanza superior de  la nueva pedagogía.  Fue miembro del Consejo de Instrucción Pública y  Director del  Patronato de las Misiones Pedagógicas que se desarrollaron durante la República, periodo en el que Cossio adquirió  una especial relevancia. Dirigió la ILE tras la muerte de Giner en 1915. Como historiador del arte , fueron fundamentales sus aportaciones al estudio del Greco.

La idea  de la ILE, era cambiar a España modelando el alma de los españoles a través de la educación .  El paso inicial  en este proceso era crear un nuevo tipo de profesores, que pudieran iniciar un nueva  orientación a la enseñanza.  La influencia de la ILE en el primer tercio del siglo pasado fue enorme y abarcó desde la enseñanza de los párvulos hasta los últimos tramos de la enseñanza superior.

La idea de Giner y de Cossio de la educación se centraba en  la formación integral de la persona. Y en este proceso de formación  integral , el contacto de los alumnos  con la naturaleza , jugaba un papel fundamental.  Este contacto se favorecía  a través de dos medios:  las excursiones y las colonias escolares de verano.

La excursiones  pedagógicas no solo iban dirigidas a que los alumnos adquirieran  fortaleza física, sino también una serie de valores en relación al esfuerzo, la superación de adversidades, la camadería y el aprendizaje directo contemplando las cosas.

El sistema de  excursiones fue introducido muy pronto en la ILE por Rafael Torres Campos en 1878,  pero fue Cossio quien escribió los textos más básicos sobre  su práctica.

Cossio acompañaba a Giner en la primera excursión de varios días en el mes de julio de 1883, en la que con varios  alumnos de la Institución hicieron  andando el trayecto  Collado Villalba-Navacerrada-Cotos-El Paular- El Reventón -La Granja-Segovia- LaGranja- Navacerrada- Villalba . Esta excursión se considera el origen del movimiento excursionista en el Guadarrama y es en realidad un crudo ejemplo de las excursiones didácticas de la ILE.  Desde la  comodidad y la molicie de  hoy,  el relato de esta excursión  nos  imponen gran respeto e incluso nos asusta. Entre los niños que participaban en esta excursión se encontraban Constancio Bernaldo de Quirós  (1873- 1959) y Julian Besteiro Fernandez (1870-1940), tenían entonces diez y trece años respectivamente. Aquella excursión dejó un gran impacto en todo ellos incluidos Giner y Cossio.

En esta excursión bajan desde el puerto de El Reventón hacia La Granja.  Se pierden y encuentran  al final el camino  siguiendo el Arroyo del Chorro Grande.  En la Granja  les está esperando D. Joaquín María de Castellarnau.

No tenemos noticias  documentadas de estancias de Cossio en La Granja posteriores  a la excursión de 1883  hasta el mes de julio de 1916.  En 1915 había muerto Giner,  que para Cossio era como un padre,  y había entrado en una depresión que solo le permitía como única actividad,  impartir   algunas de sus clases. Desde La Granja escribe a sus amigos: Juan Ramón Jimenez, Ortega, Castillejo y  otros muchos.

Juan Ramón acababa de volver de su viaje de novios con Zenobia Camprubí desde los Estados Unidos, en el que había escrito su “Diario de un poeta recién casado”.  Cossio le envía una postal  de felicitación desde La  Granja con una fotografía de ” El Mar”.

Por esta postal sabemos que Cossio se aloja en la Travesía del Horno 14. También que Juan Ramón se aloja en la Calle del Pinar, en la Residencia de Estudiantes, en la “Colina de los Chopos” como él la llamaba.

Por una carta de Cossio a Ortega en el mismo mes de julio de 1916  desde la Granja sabemos que Cossio ya se ha recuperado, “Estoy bueno mejor que nunca!” dice.  Conocemos también el tipo de vida que hacía, “Paso la mayor parte del día leyendo, escribiendo y contemplando tendido a la sombra de los robles en la ladera de Peñalara”.

Permanecerá en la Granja hasta bien entrado el mes de agosto”.

Jimenez Landi, uno de los más importantes historiadores de la ILE, quizás también  relacionado con La Granja, nos cuenta que Cossio pasó una parte del verano de 1931 en este Sitio.    “En un hotel con jardín, cerca de la Fuente del Pocillo, frente a la magnífica vista de de la Sauca, de Peñas Buitreras y El Reventón, cuya abrupta imagen le harían evocar aquellas excursiones casi heroicas en compañía de D Francisco y de los alumnos de la Institución , bajo el Sol de los días juveniles”. Es posible que este hotel sea el viejo caserón  que aún permanece , con unas bellas sequoyas en su jardín, en el paseo del pocillo.

Cossio murió en 1935. Solo un año antes , se inaguró una fuente  con su nombre en el Puerto de la Morcuera , que aún pervive.

PD. La casa en la que estuvo viviendo Cossio , era la casa de Augusto Arcimís , hoy desaparecida. A su muerte, las hijas de Arcimís donaron esta casa a la Institución Libre de Enseñanza. En esta casa vivió también un verano José de Castillejo, secretario y una de las figuras clave de la Junta de Ampliación de Estudios. Es posible que esta misma sea la casa a la que hace referencia Jimenez Landi , ya que todo concuerda con su descripción , excepto su cercanía a la fuente del pocillo, de la que por otro lado tampoco estaba muy distante.


Esta entrada fue publicada en Guadarrama, Personajes en La Granja. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Manuel Bartolomé Cossio (1857-1935) en La Granja.

  1. Querido Carlos: Me permito adjuntar copia del ejemplar de folleto que en su dia editó Antonio Jimenez Landi, copropietario de la Hospederia La Calandria en la Granja. Fue asi mismo autor de los dibujos que figuran en el mismo y de la monjita (o monjaza como prefieras) imagen corporativa de la Hospedería. Supongo que cuando habla de un hotel se refiere a la propia hospederia.
    Felicidades por tu blog.
    Valentin

  2. Pingback: José de Castillejo en La Granja de San Ildefonso. Verano de 1915 | Carlos de Iracheta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>