Secuoyas Gigantes en La Granja de San Ildefonso

Las secuyas gigantes (Sequoiadendrum Giganteum) solo crecen de forma natural en un lugar de California en los Estados Unidos, denominado, como nuestra sierra de Granada, Sierra Nevada. Un escocés llamado John D Matthew trajo a Europa, en 1853 , semillas de secuoyas gigantes del Parque de las Calaveras, en la Sierra Nevada de California y plantó las primeras secuoyas gigantes en Gran Bretaña.

En la Granja existen bastantes secuyas gigantes. Las más famosas son las que se encuentran delante de la Colegiata del Palacio, el Rey y la Reina, pero en el interior del Jardín al menos hay otras cuatro en el parterre de Andrómeda, dos delante de la caja de música y al menos otra en el jardín privado del Príncipe delante de la caja de música. Fuera de los Jardines del Palacio hay otras dos en el Club de Tiro y al menos otras tres o cuatro en el jardín de la casona del Paseo del Pocilllo.

Se dice que las primeras secuoyas gigantes en la Granja fueron plantadas en 1877 por el Jardinero Mayor de Aranjuez Antoine Testard, pero lo cierto es que Breñosa y Castellarnau en su Guía del Real Sitio publicada en 1884, describe las secuoyas del Paterre de Andrómeda, como de aspecto majestuoso. Lo que podría hacer pensar en una plantación en la Granja más cercana a la traida a Europa de las semillas en 1853. Berzosa y Castellarnau las dan la denominación británica de Wellingtonianas (Wellingtonia Gigantea) .

Los jardineros que plantaron las secuoyas , lo hicieron poniendo cerca de ellas, otros árboles gigantescos nobles y singulares , los Cedros del Líbano. Hay un Cedro del Líbano acompañando a las secuoyas en los jardines enfrente de la Colegiata, otros dos en el Parterre de Andrómeda y creo que otro en Jardín del Príncipe delante de la casa de música.

Si la mejor de la secuoyas de la Granja es sin duda la denominada el Rey delante de la Colegiata, el más espectacular de los Cedros del Libano , y mi árbol favorito en toda La Granja, es el cedro que se encuentra a la derecha , mirando hacia el mar, en el Paterre de Andrómeda, precisamente entre dos secuoyas gigantes.

Se dice que las secuoyas gigantes son los seres vivos más grandes que existen actualmente sobre la tierra. Las secuoyas y los cedros gigantescos de La Granja captan esa energía única de la salida del Valle de Valsaín, una energía de la que se percataron los Trastamaras, los Austrias y los Borbones cuando hicieron construir aquí sus pabellones de caza y sus palacios, y la devuelven suavemente a los que se acercan a su tronco y se dejan envolver por sus ramas de gigantes. Quizás en esta energía única que ellas captan y devuelven a los que las aman, radica el secreto de su tamaño.

Estas secuoyas siguen permanciendo incansables en su sitio, con otro ritmo del tiempo y de la vida, captando esa energía única del valle y transmitiendonosla. Acercaros a ellas una tarde de verano y abrazar sus trocos. Quizás podreís sentir esta energía única dentro de vosotros y quizás, tal vez, emepezareis también a quererlas.

El Rey

Parterre de Andrómeda

La secuya gigante del jardín del Príncipe

El troco de la secuoya gigante del jardín del Príncipe

8 de junio de 2011

Las sequoyas gigantes de los Jardines de La Granja antes de que empezaran a crecer (1860)

Esta entrada fue publicada en Guadarrama, Naturaleza y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Secuoyas Gigantes en La Granja de San Ildefonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>