El juego del mallo ( Le Jeu de Mail) en los jardines de La Granja de San Ildefonso

En un antiguo plano de 1722 de los jardines de La Granja aparece claramente delimitada una zona que corre paralela al parterre de La Fama y  que en determinado momento se acoda y se dirige hacia el noroeste. El lugar se denomina en el plano Le Jeu de Mail, lo que con el tiempo derivó al nombre de Juego del Mallo, y por último  a El Mallo. Esta zona del jardín es un antiguo campo de juego de un deporte hoy totalmente olvidado, el juego de la maza. Este juego  básicamente consistía en golpear con una maza de madera, una bola de boj, compitiendo con otros jugadores y cumpliendo una serie de reglas, para intentar completar el primero el recorrido del campo de juego. El terreno para el Jeu de Mail de los jardines de La Granja , restaurado recientemente en algunas de sus partes, es el mejor conservado,  y quizás el único, del mundo.

Yo he paseado muchas veces por las construcciones del  juego de la maza en el jardín de La Granja, cuando el sillar de su curva estaba aún enterrado, y nunca comprendí cual podría ser su uso, hasta que hace escaso tiempo me encontré con el viejo plano en francés de San Ildefonso de 1722 en donde se describía el campo de juego, también descubrí un pequeño folleto de Pedro Heras y Valentín Quevedo, en donde describían los orígenes de este  juego en La Granja.

Cuando Felipe V lo trae a España, el juego de la maza estaba ya muy extendido en Francia. Existían terrenos de juego en los jardines de Versalles y de Marly  y en la mayoría de las ciudades francesas. Además del juego en estos campos   también se jugaba al Mallo en los caminos abiertos o campo a través, una variedad a la  que se la denominaba a la chicana. En La Granja existe una antigua fuente denominada de El Mallo, bastante apartada del campo de juego de los jardines, lo que hace sospechar que originalmente también podría haberse jugado a la chicana en La Granja alrededor de este lugar.

Felipe V era  muy aficionado al  juego de la maza. Existe un testimonio en las memorias del Duque de Saint Simón, en su época de embajador en Madrid, sobre el juego del Rey a El  Mallo en una cancha que había en El Retiro en Madrid cuando no era temporada de caza. Saint Simón señala también que cuando este campo no estaba practicable, el Rey jugaba a la chicana por los paseos del parque, lo que refuerza la idea de que tal vez se jugaba también a esta modalidad en La Granja, quizás, como hemos dicho,  en las cercanías de la fuente de El Mallo.

Hay escasa literatura sobre el juego de la maza. Aparte de la obra deValentín Quevedo y de Pedro Heras sobre el campo de los jardines de La Granja, hay dos artículos en una revista inglesa de golf muy completos, escritos por Henry Jacubowick, en donde viene a concluir, con muy escasos argumentos, que el golf es un invento escocés y que nada tiene que ver con el juego francés de El Mallo asunto en el que, por supuesto, no están en absoluto de acuerdo los franceses.

Casi todo lo que se ha escrito sobre Le Jue de Mail practicado en el campo de juego ( hay otro dedicado al juego a la chicana tal y como se practicaba en Marsella a finales del,Siglo XVIII) deriva de un folleto publicado en 1718 en París. En este folleto hay unos grabados ilustrando los movimientos que se  hacían con la maza para golpear la bola y que recuerdan enormemente a los movimientos que vemos hacer hoy  a los jugadores de golf.

Originalmente el campo para jugar a El  Mallo estaba delimitado por dos hileras de árboles, era de tierra y tenía en los extremos unas vallas de madera para contener las bolas. El campo de juego de los jardines de La Granja  tiene en su inicio esta disposición, aunque  ya no hay rastro de las posibles vallas de madera.